Las especies más populares del Mediterráno

El mar que baña nuestra Costa Brava, el Mediterráneo, esconde en sus aguas una gran variedad de ejemplares marinos. En total unas 17.000 especies.

Dentro del mundo marino podemos encontrar dos diferentes subgrupos que engloban diferentes tipos de seres: vertebrados e invertebrados. En el Mediterráneo, la mayoría de los seres que lo habitan son invertebrados. En torno al 26% son microorganismos; el 13,2% son crustáceos; y el 12,4% son moluscos.

El 4,1% son vertebrados, y aunque parezca una cifra reducida, representa el 6,4% de la totalidad de especies marinas en el mundo.

Así que aquí va una lista con los principales ejemplares de invertebrados y vertebrados del Mediterráneo.

 

  1. Invertebrados

 

Calamar (Teuthida)

El calamar pertenece al grupo de los moluscos cefalópodos y es uno de los mariscos más populares del Mediterráneo, que está muy presente en nuestra dieta. Un animal fascinante que sorprende verle en su propio hábitat natural por sus colores traslucidos que tiene.

Pulpo (Octopoda)

Un animal marino y omnívoro, que forma también parte de los moluscos cefalópodos. No tiene concha y posee ocho brazos con resistentes ventosas. Éste se alimenta de berberechos, cangrejos y peces de reducido tamaño y es un plato muy popular en la gastronomía de nuestro país.

Gamba roja (Aristeus Antennatus)

Ya sea de Palamós, Denia o Garrucha, la gamba roja es un crustáceo que desaparece y vuelve al Mediterráneo cada 10 años. Un tesoro del Mediterráneo rico en proteínas, minerales, vitamina A, retinol, B2, B6 y B12, con un potente sabor coralino y una elegante carne blanca que la hacen única.

 

  1. Vertebrados

 

Boquerón (Engraulis encrasicolus)

Un pez de muy pequeño tamaño que siempre va en grupo formando grandes bancos de peces para, de esta manera, asegurar su supervivencia. Es un pescado azul y de agua salada y es uno de los pescados más consumidos por la población.

Dorada (Sparus Aurata)

El nombre de este pez viene de la característica franja dorada que se encuentra entre sus dos ojos. Una de las especies por excelencia dentro de la acuicultura marina y muy característica del Mediterráneo. Un pescado blanco que tan solo posee un 1% de materia grasa.

Lubina o róbalo (Dicentrarchus Labrax)

Es una especie que suele alimentarse de pequeños crustáceos como pueden ser las quisquillas. Es un pescado blanco o semigraso según la época del año y vive en aguas saladas. Se acerca a la costa cuando llega el calor y vive a 10 o 15 metros de profundidad.

Y no olvidéis que estas son solo una pequeña parte de todas las especies que podemos encontrar en los fondos marinos del Mediterráneo, un mar que destaca por su gran diversidad de especies. ¿A qué esperas para explorarlo?

Volver al Blog