blog

Un viaje a las islas de plástico

Un viaje a las islas de plástico

Seguro que cuando pensáis en islas os viene a la cabeza un lugar paradisiaco en medio del océano, con palmeras y arena blanca.
Sin embargo, esto ya no es del todo cierto. ¿Y sabéis por qué? Porque nuestros mares y océanos están siendo testigos de la aparición de otro tipo de islas de un origen totalmente distinto al de las oceánicas, continentales, volcánicas o coralinas.
Este tipo de nuevas islas las hemos creado nosotros, con nuestros residuos, y son las conocidas como Islas de Plástico o Islas de Basura.

 

Qué son y cuál es su razón de existir

Estas islas son grandes cantidades de plástico amontonado en los océanos, y que se pueden divisar desde lo lejos como una enorme mancha.

Una vez te acercas a ellas, se aprecia sin ningún problema el tipo de material del que están formadas: puro plástico. Lo que significa que mucho tenemos que ver cada uno de nosotros con su creación.

¿Y por qué se han creado? La principal razón es el consumo de plástico de manera descontrolada y sin reciclarlo por nuestra parte. Junto a esto están los fuertes vientos hacen que esta basura se arrastre hasta las aguas y quede ahí depositada.

 

Cuántas islas existen

Fue en 2016 cuando se descubrieron 5 grandes Islas de Plástico, sin embargo, hoy en día existen miles de ellas de diferentes tamaños y repartidas por todo nuestros mares y océanos (las hay en el Mediterráneo, en el Caribe, en el océano Pacífico, el Atlántico y el Índico).

Muchas de ellas han cambiado de lugar con el paso del tiempo debido a las corrientes oceánicas, y han acabado formando parte de otras de mayor tamaño.

 

Cómo afectan a nuestro medio

Este tipo de islas son una gran amenaza para todo el planeta en general. Y es que está acabando con la vida de millones de animales al año y dejando a muchas otras en peligro de extinción.

Además, la contaminación de las aguas donde nos bañamos o la contaminación de la atmósfera y el aire es algo que también parte de ellas. Lo que se traduce en mayor dificultad para conseguir alimento en las aguas (sobre todo en países menos desarrollados que viven de ello).

 

Qué podemos hacer

A nivel global, es difícil eliminar estas Islas de Plástico de manera personal ya que es esto es algo por lo que las autoridades deberían luchar. Sin embargo, a nivel personal sí que podemos frenar la creación o crecimiento de las ya existentes.

¿Cómo? Reciclando todos los residuos que generemos y utilizando los puntos limpios. Otra opción también es la de ayudar a asociaciones que luchan por acabar con ellas, mientras les ayudamos a difundir este problema.

Participar activamente en la limpieza de playas es también clave. Porque nuestro medio natural necesita de nuestra ayuda para mantenerse vivo. Así que unamos fuerzas y luchemos contra las Islas de Plástico.

Volver al Blog